EL FUTURO DE ESPAÑA YA LO HE VIVIDO

18 de junio de 2012

Mucho me temo que con la decisión del gobierno de Rajoy de pedir el rescate trampa del FMI y el BCE para la banca privada, se confirma el inicio de la sumisión del país a la élite financiera siguiendo el ejemplo de Grecia, en una nueva versión corregida y aumentada. La noticia de esta imposición nos cayó como una losa el sábado 9 de junio en rueda de prensa concedida por el ministro de economía. “España recibirá ayuda para su banca” afirmó confirmando los rumores y después de que él mismo lo hubiera desmentido pocos días antes; “ni valía la pena desmentir esos rumores, porque no eran más que insensateces”.

– “Cohabitantes en la crisis / O. Rodríguez / Español que vive en Grecia“. Declaraciones de Óscar el pasado martes, 12 de junio de 2012, en el programa de la televisión helena ALPHA NEWS – INFORMATIVO PRINCIPAL de la cadena ALPHA (del minuto 27:10 al 27:47), explicando que “el rescate a los bancos va a endeudar a España aún más, como pasa con Grecia, y que aunque esta vez nos digan que los bancos pagarán esta nueva deuda con sus intereses, ya NO lo creemos”, entre otras declaraciones…

Rajoy continúa camuflando empecinadamente las consecuencias de su decisión sobre el “supuesto rescate“, cuando declara públicamente que la nueva deuda contraída con el FMI y el BCE no la pagará la sociedad española, sino los bancos. ¿Qué parte de recortar los sueldos de los funcionarios, reducir las prestaciones de los desempleados y subir el IVA, como primeras medidas impuestas por el FMI a cambio del rescate, pagarán los bancos? Y por si fuera poco, lo adorna con el cuento de la lechera cuando explica que es necesario, tal vez por dogma de fe o inspiración divina, dotar a los bancos capacidad de conceder créditos a la pequeña y mediana empresa. Es decir; crear más deuda, como llevamos haciendo desde hace más de 20 años… Sin embrago, no dice nada con respecto a las grandes entidades corporativas y la repercusión de sus actividades en la sociedad española. ¿Somos tontos? ¿Creerá a caso que todos los españoles nos hemos tragado la tendenciosa campaña del Gobierno de que “España no es Grecia” siguiendo el ejemplo de la señora Merkel?

Señor Rajoy, la reciente historia de la deuda se repite ahora también en España, ya no se puede seguir disfrazando más que estamos siguiendo exactamente los mismos pasos y escuchando exactamente las mismas mentiras que el dimitido ex presidente griego, Yorgos Papandréu, contó al pueblo heleno y que ha llevado al país al desastre social y económico… Y que su sucesor, el ex vicepresidente del Banco Central Europeo, Lukás Papadimos continuó por orden de sus antiguos compañeros de trabajo de la Troika.

DSC_0831b-1
– Óscar observando el despliegue policial para controlar una habitual manifestación de protesta en la avenida Vasilis Sofías frente al Parlamento griego en Atenas, jueves 12 de mayo de 2011. Foto de Raúl Rodríguez de Torres.

Recuerdo perfectamente que hace aproximadamente dos años y medio la deuda griega era de 18.000 millones de euros, cuando el gobierno de Papandreu firmó el pacto con la Troika del primer memorándum con un abrumador paquete de medidas de austeridad, y ahora, después del nuevo pacto del segundo memorándum, la deuda sobrepasa los 200.000 millones de euros. ¿Qué están rescatando…?

– “Estamos en guerra, toma partido“. Calle céntrica de Atenas el lunes 13 de febrero de 2012, después de una noche de destrucción y violencia protagonizada por grupos organizados de más de 1.000 encapuchados sin identificar oficialmente.

A esto hay que añadir la innumerable lista de medidas que sufrimos en Grecia desde entonces, como por ejemplo; suspensión de subvenciones, recortes en sanidad, educación y prestaciones sociales generalizadas, recortes de entre el 22% y el 35% en los salarios de los funcionarios y de hasta el 50% en el sector privado, congelaciones y recortes en las pensiones, recortes en el subsidio de desempleo y endurecimiento de sus prestaciones, aumento generalizado del IVA griego hasta el 23% incluso en productos de primera necesidad y con la amenaza de seguir aumentando, aumento generalizado de los precios, aumento exageradísimo de todo tipo de impuestos, desde el impuesto municipal de circulación, hasta el impuesto de propiedad de bienes inmuebles, pasando por el aumento de impuestos en el agua, el gas, la electricidad, imposición del impuesto de urgencia del 10% sobre la declaración de la renta de toda la población activa del país, etc… Algunas de las consecuencias de estas medidas son el aumento del desempleo hacia el 20%, quiebra de la pequeña y mediana empresa, desabastecimiento generalizado de medicamentos en los hospitales públicos, drástica disminución del poder adquisitivo, nula inversión del capital extranjero, disminución en la producción y la exportación, disminución de ingresos en los bancos, aumento de la extracción de dinero de las entidades financieras, desaparición de la clase media, aumento de la pobreza y aumento de la inseguridad ciudadana. Creo que no se necesitan más pruebas para gritar a los cuatro vientos que el rescate es una trampa de deuda con un interés que en España podrá ser de hasta el 7%, que nos ahogará en una espiral sin retorno, y que solo beneficia el interés particular de la élite financiera y su inmediato círculo de influencia.

C2_5597a
– El Centro Comercial Atrium de Atenas totalmente calcinado en la mañana del lunes 13 de febrero de 2012 después de aquella noche en la que incendiaron decenas de edificios del centro de la ciudad.

También se me ocurre soñar que en una auténtica democracia, para que el gobierno pudiera solicitar un rescate de tal envergadura, debería pedir la opinión del pueblo en un  R E F E R E N D U M, bonita palabra en absoluto desuso, mientras explica con total transparencia las intenciones y las consecuencias para el país a corto, medio y largo plazo. ¿Por qué no lo hacen? Este hecho también se le negó en su día al pueblo griego, y dos años y medio más tarde está padeciendo las dramáticas consecuencias. Por el contrario, el gobierno de Rajoy prefiere ocultar y mentir sistemáticamente sobre las intenciones y acuerdos reales que se firman en las altas esferas de poder, posiblemente porque el pueblo conoce bien las nefastas consecuencias que sufriremos. Así que, por favor, ¡qué no nos rescaten más! ¡Y váyase ya, señor Rajoy! ¡Déjenos vivir!

Ahora los líderes políticos afines de los dos países mediterráneos pueden darse palmaditas en la espalda de satisfacción en alguna isla del Egeo o del Océano Atlántico, donde los dos tienen sus residencias de verano, y compartir sus proyectos de futuro como consejeros de las entidades corporativas de las que no hablan públicamente, y de sus blindadas y multimillonarias pensiones a la que aspiran gracias a que nosotros hemos depositado nuestro voto en las urnas.

LAS COSAS DE LA REALEZA LAS PAGAMOS TODOS

Rey elefante

Este simpático señor, Jefe del Estado por la gracia de Franco, y uno de los dueños de España, cuando tenía 18 años mató accidentalmente, según la versión oficial, a su hermano menor Alfonso de Borbón de 14 años con una pistola automática del calibre 22 que “alguien” le había regalado.

El lunes pasado su nieto mayor Froilán, con 13 años, utiliza una escopeta prohibida a los menores de 14, siguiendo los pasos de su abuelo, y despertando fantasmas del pasado se vuela un pié

¡Y ahora esta imagen! Juan Carlos se dedica a matar elefantes en la República de Botsuana. Estoy convencido de que no nos hubiéramos enterado de no haber sucedido este trágico accidente. Por otro lado, ¿cómo se explica que sea aficionado declarado oficialmente a la caza mayor desde 1962 y que sea también el Presidente de honor de WWF España? Actualmente sobreviven menos de 30.000 ejemplares de elefante africano, especie en Estado de Conservación Amenazada “Vulnerable” según la clasificación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza…

Sin embargo, existen otras cacerías mucho más ocultas. Son muy famosas en Madrid las habladurías de las libidinosas andanzas nocturnas de este señor, alguna muy seria aunque nunca demostrada; ¡pobre Sandra! Y las de su hijo por toda España, ¡pobre Sartorius! También son públicos y notorios los lances ilegales de los dos yernos. Y ahora con la posible implicación de la infanta Cristina y el propio Juan Carlos en el caso Urdangarín.

Todas las actividades de esta “sacro santa e intocable familia española”, te guste o no, las pagamos todos los españolitos… Tras treinta y siete años de total ocultismo decidieron publicar sus reales cuentas para amortiguar el escándalo Urdangarín. Han declarado que la monarquía española gasta 8,42 millones de euros al año según se contemplan en los Presupuestos Generales del Estado para el sostenimiento de su familia y Casa; Artículo 65 de la Constitución. Así se sitúan oficialmente como la manoraquía más barata de las que aún pululan y manipulan por Europa. Pero parece ser que apenas representan el 1,5% de los gastos totales reales. Amadeo Martínez Inglés, historiador militar, excoronel del Estado Mayor, expulsado del ejército en 1990, y autor de libros tan polémicos como Juan Carlos I, el último Borbón. Las mentiras de la monarquía española, y otros sobre el 23F y la Guerra de Afganistán, ha calculado pormenorizadamente una media al año (de entre 5 y 10 años) de los gastos totales de la institución que asciende a MÁS DE 560 MILLONES DE EUROS.

La Constitución española vigente define, regula y ampara el poder del Rey. Pero desde la época del gobierno de Felipe González, con la oficial consolidación de esta “supuesta” democracia, parece que la institución monárquica sirve al país como objeto de decoración, aunque “representa los intereses españoles” en el extranjero, dicen… Desde entonces, ¿es posible que el campechano don Juan Carlos, gracias a sus contactos internacionales y privilegiada posición, se haya convertido en un influente empresario y se haya estado enriqueciendo con negocios por todo el mundo sin que los españoles lo sepamos? Sin embargo le seguimos pagando porque así lo ordena la Constitución… ¿De verdad es necesaria la monarquía en España? ¿Hasta cuando lo vamos a seguir consintiendo? Todos padecemos lo que está haciendo el Gobierno de Mariano Rajoy con el país en tan solo cuatro meses para pagar la deuda de los ricos… Además de luchar contra los obscenos privilegios de la clase política acomodada española y el despilfarro institucional injustificado: ¡La Mesa del Congreso ha dado vía libre para autorizar un gasto de 82.600 euros para el retrato de José Bono!

Creo que va siendo hora también de empezar a trabajar para abolir definitivamente el carísimo lastre de lo que parece una obsoleta monarquía, y para que todo ese dinero se invierta, por ejemplo, en sanidad y educación, que ahora Rajoy va a recortar, no sólo para garantizar el futuro de los hijos de la familia real exclusivamente, sino por el de los hijos de TODOS los españoles y el de las generaciones venideras.

Nota:

Según el Artículo 56 de la Constitución “la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad […]”. Es decir, no se le puede juzgar, haga lo que haga o diga lo que diga. Por eso, mis afirmaciones sobre esta persona no son juicios de valor, sino simples opiniones personales basadas en las publicaciones de otras personas con la única intención de difundir mis pensamientos e ideas tal y como recoge el Artículo 20 de la Constitución.