Arquitectos españoles en Grecia I

Destacado

Corresponsal del COAM

C1_9411b
– Obra en Málgara, Tesalónica, 2011. Proyecto y dirección de obra de Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

En el sur de Europa de la segunda década del siglo XXI, las consecuencias del desastre de los modelos económicos especulativos basados en el ladrillo, y el famoso fraude económico de la deuda han generado que nunca antes haya tantas viviendas nuevas vacías, y por lo tanto, tan poquito por construir y tantos arquitectos sin trabajo. El 45% de los arquitectos españoles no tenía trabajo en el 2011. La antiguamente honorable y respetada profesión de arquitecto sufre un enorme desprestigio social, y ahora hay que añadir un mayor deterioro laboral. Y esto se agrava teniendo en cuenta que los profesionales autónomos sin trabajo en países como España o Grecia no tienen derecho al subsidio de desempleo. Por eso, muchos afirmaban que “el arquitecto ha muerto” tal y como conocíamos la profesión. Los arquitectos que consiguen ejercer de manera tradicional con éxito son conscientes de su situación privilegiada. Mientras que la mayoría para escapar de la precariedad laboral adopta soluciones como pluriemplearse, agruparse, reinventarse la profesión, cambiarse de trabajo sacrificando la mayor parte de una vida dedicada a formarse profesionalmente, o emigrar a países remotos donde todavía reclamen a los arquitectos…

¿Y si el país elegido es Grecia?

En Grecia el proceso de degradación de la profesión de arquitecto es muy complejo y también está relacionado con la aplicación de políticas económicas basadas en la especulación inmobiliaria durante los últimos 40 años. Buena parte de los empresarios que tienen el dominio sobre la edificación son ingenieros civiles convertidos en grandes constructores. Mientras, la mayoría de los arquitectos han sido relegados a asumir el papel de decoradores de interior. Solo una minoría de arquitectos, que consolidaron sus empresas en la época del boom inmobiliario, todavía consiguen mantenerse a flote.

C1_9569b
“Re-reconstruyendo el Partenón”

– Detalle del entablamento de la fachada sur del Partenón en la Acrópolis de Atenas. 09 de mayo del 2011.

Actualmente, la situación es todavía más grave por la aplicación sistemática de las medidas impuestas por el pacto de los sucesivos gobiernos de Papandreu, Papadimos y Samarás con la Troika. Por ejemplo, en tan solo tres años los arquitectos de Grecia, y también los ingenieros, hemos visto como el seguro sanitario obligatorio ha aumentado un tercio. Exactamente lo contrario de lo que los profesionales del sector reclamaban insistentemente al Gobierno por la situación tan crítica. Y por si fuera poco, los profesionales autónomos estamos obligados por ley a pagar un impuesto del 24% de los ingresos. Y si no tienes ingresos, pagas ese mismo porcentaje de una cantidad fija que se calcula en función de los gastos. Es decir, cada vez hay menos trabajo y mucho menos ingresos, pero nuestras obligaciones tributarias no cesan de aumentar exponencialmente. Este enorme desequilibrio sin sentido ha terminado por rematar a la profesión para los arquitectos griegos menores de 40 años.

C1_9720b
– Obra parada de un edificio de oficinas y local comercial entre medianeras. Avenida de Vouliagmenis, Atenas. 10 de mayo del 2011.

Ante este panorama es fácil deducir que casi todos los arquitectos españoles que hemos decidido trasladarnos y permanecer en Grecia se debe a motivos personales. Aunque alguno ya haya tenido que regresar a España, somos unos pocos los que hasta ahora hemos logrado desempeñar nuestra labor con mayor o menor dignidad. Pero últimamente, además de soportar las presiones propias de la profesión trabajando en el extranjero, estamos obligados a emplear cada vez más tiempo y recursos a promocionarnos, rebuscar proyectos casi inexistentes, o buscar maneras de colaborar con otros profesionales para inventarnos el trabajo.

No obstante, propongo pasarnos al bando de los optimistas. Las arquitectas y arquitectos españoles en Grecia contamos per se con tres valores muy positivos. El primero es el cariño, la admiración y el respeto que la mayoría de los griegos demuestran por la cultura española. Además, la arquitectura española contemporánea tiene un enorme prestigio e influencia a nivel internacional. Por consiguiente, ser arquitecto español en Grecia es una plusvalía para nuestros colaboradores y posibles clientes. La segunda es nuestra rica formación adquirida en las exigentes universidades españolas y experiencia en España. Tanto es así, que tenemos la posibilidad de elegir entre Arquitecto o Ingeniero Civil en el momento de formalizar la documentación para el reconocimiento de nuestro título en Grecia. Y por último, ¡por fin desde enero contamos con el apoyo de un nuevo arquitecto Corresponsal en Grecia del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM)!

«Con el objetivo de construir una red de asistencia a arquitectos que se encuentran trabajando en el extranjero o estén en proceso de irse, el COAM quiere ser una plataforma que pueda centralizar este esfuerzo a través de una relación de corresponsalía con aquellos colegiados designados en cada país. La Junta de Gobierno ha elegido a un corresponsal por país y/o región, que coordinará sus tareas con la Comisión y con el Departamento Internacional del COAM.»

Logo Corresponsal 02a
– Mapamundi representando en magenta los países con corresponsal del COAM.

La tarea del Corresponsal puede dividirse en dos bloques básicos. El primero consiste en coordinar la asistencia hacia los arquitectos españoles que trabajan en Grecia y aquellos que estén en proceso de trasladarse. Y el segundo bloque consiste en facilitar contactos y colaboraciones, así como, gestionar la información relacionada con el ámbito de la construcción, la arquitectura y el urbanismo entre el COAM y las instituciones y organismos públicos o privados de Grecia.

Logo Corresponsal GRECIA b

Por otra parte, todos los arquitectos españoles estamos de enhorabuena porque juntos hemos logrado paralizar el anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales (LSCP). Pero la lucha por recuperar la dignidad de los arquitectos españoles continua. Este mismo miércoles, 15 de marzo, a propósito del anuncio público del Gobierno español de la retirada de la LSCP nos llegaba el comunicado del Presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) en el que expone, entre otras muchas cosas, lo siguiente: «Todos conocemos los momentos extremadamente difíciles y dramáticos por los que atraviesa nuestra profesión. Tal parece que el contexto económico en el que trabajamos hubiere dejado de empeorar, lo que es distinto de disfrutar de una clara mejoría. Pero no cabe duda de que debemos plantear también a las Administraciones Públicas y a las autoridades, las imprescindibles y urgentísimas medidas de mejora que la arquitectura necesita. Unas mejoras y unos retos que son claramente de escala estatal y europea. (…) Es el momento pues de seguir juntos, aunando esfuerzos y compartiendo aportaciones ante estos nuevos proyectos estatales y europeos orientados a la defensa radical de la Arquitectura y del ejercicio profesional de los arquitectos españoles.»

IMG_1933a
– Manifestación de protesta desde Grecia contra el anteproyecto de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales (LSCP) redactado por el Gobierno de Rajoy. 06 de junio del 2013. Foto de William Hernández y Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

Para concluir y teniendo en cuenta nuestra actual época tan confusa, conviene recordar que la labor del arquitecto se basa en dirigir el proceso de creación del espacio donde vive el ser humano. Esto le convierte en el profesional más indicado para resolver cualquier problema relacionado con la edificación, empleando los recursos disponibles y atendiendo a las prioridades de las personas.

Anuncios

¿SALÓNICA o TESALÓNICA?

Una toponimia de Tesalónica

Cartel del andén de la Estación de Tren de Tesalónica OSE (Organismo Heleno de Ferrocarriles).

Para encontrar una respuesta con cierto rigor, propongo revisar brevemente algunos pasajes de la apasionante historia de la segunda ciudad más importante de Grecia.

Cuentan los historiadores que allá por el año 352 a.C. el rey Filipo II de Macedonia, padre del mítico Alejandro Magno, venció a su enemigo Licofrón II, tirano de Tesalia, en una de las batallas más sangrientas registradas de la antigüedad. Según la leyenda, Filipo recibió ese mismo día la noticia del nacimiento de una hija de su quinta esposa, o concubina, Nikisípolis de Feres (o Nicesípolis de Feras). Entonces Filipo ordenó que le pusieran de nombre “Tesalónica”, en griego; Θεσσαλονίκη, uniendo las palabras Θεσσαλία (Tesalia) y νίκη (victoria), que significa “victoria sobre Tesalia”, para conmemorar aquel día histórico del gran éxito en la campaña militar de expansión territorial de su reino hacia el sur de la Hélade.

C_9856b

Estatua contemporánea de “Filipo II – rey de los macedonios” en la esquina de la calle Nikolaou Germanou, que se aprecia en la foto, con la Avenida Alejandro Magno, frente a la Torre Blanca de Tesalónica.

Tres decenios después, en el año 316 a.C., la princesa Tesalónica fue tomada en matrimonio por Casandro, un general de su fallecido hermanastro mayor Alejandro Magno y que se autoproclamó Rey de Macedonia en un golpe de Estado en el año 305 a.C.

C1_6614b

Cabeza de mármol a tamaño natural de una mujer joven de entre el siglo II y I a.C. en el Museo Arqueológico de Tesalónica. Pertenece a una escultura con los ideales clásicos de belleza femenina que posiblemente representa a una deidad, Dimitra (Demeter) tal vez… Aunque también podría tratarse del retrato idealizado de una aristócrata como la princesa Tesalónica. Según los arqueólogos, en el año 42 fue convertida en el retrato de Livia, la esposa del emperador Augusto.

Fue Casandro de Macedonia quién fundó en el año 315 a.C. la ciudad con el nombre de Tesalónica en honor a la reina homónima y para conmemorar su matrimonio. Casandro eligió construir la nueva ciudad helenística en el mismo corazón del Golfo Termaico, donde se hallaba la antigua ciudad griega llamada Terma, en griego: Θέρμη (=Thermi), y cerca de una necrópolis con restos de la Edad de Bronce (2.200 a.C.) en la colina de Tumba, barrio donde vivo… Tesalónica gozaba de una situación geográfica estratégica al sur de los Balcanes, en una encrucijada de rutas comerciales por tierra y con un puerto seguro en el mar Egeo. Rápidamente se convirtió en una próspera metrópoli helenística decisiva para el Reino de Macedonia y segunda ciudad más importante después de su capital; Pela (en inglés; Pella, y en griego; Πέλλα).

C2_6062b

Vista panorámica del Gofo Termaico desde el Monte Seix Sou hacia el suroeste de Tesalónica. Los barrios de Tumba, 25 de Marzo y Kalamariá se extienden hacia el mar, con Agia Triada (Santísima Trinidad) y el cabo de Anguelojori en tercer plano, y con el nevado Monte Olympo como telón de fondo.

En el año 168 a.C. los romanos convirtieron el reino de Macedonia en una provincia dividida en cuatro partes (meri o merides). La ciudad fue la capital más poderosa de las cuatro merides, y durante el siglo III d.C. alcanzó su máximo esplendor como sede de la tetrarquía del emperador Galerio (Gaius Galerius Valerius Maximinianus), cuyo legado arquitectónico podemos admirar en parte todavía hoy. En aquella época, la incipiente comunidad cristiana de Tesalónica era tan importante que la mismísima Biblia le dedica dos libros del Nuevo Testamento atribuidos al apóstol Pablo y titulados “Cartas a los Tesalonicenses”.

C3_1690b

Debajo del Arco de Galerio “Kamara” (arco en griego) con los relieves que representan los gloriosos acontecimientos de la vida del emperador. A la izquierda se aprecia el detalle del mismísimo Galerio a caballo atacando a Narsés de Armenia en el año 297 d.C.

C3_2741b

Vista de la calle peatonal Dimitrios Gounaris con un fragmento del interior de la Basílica del Palacio del emperador romano Galerio en primer plano. Al final de la calle se aprecia el Mausoleo de Galerio conocido como “Rotonda”.

A partir de principios del siglo IV d.C., Tesalónica adquirió renovada importancia con una nueva fortificación perimetral y un nuevo puerto artificial durante la administración del emperador Constantino I el Grande, fundador de Bizancio y legalizador del cristianismo. Entonces Tesalónica se convirtió en la segunda ciudad paleocristiana más importante del Imperio Bizantino rivalizando con la misma Constantinopla. Teodosio I, sucesor de Constantino, estableció su sede imperial en la ciudad y declaró obligatoria la fe cristiana con su famoso “Edicto de Tesalónica” del 28 de febrero del año 380. Y diez años después, ordenó la llamada Masacre de Tesalónica” como represalia de una anterior revuelta popular, en la que asesinaron despiadadamente a más de 7.000 ciudadanos en una trampa sangrienta cuando asistieron a unos supuestos juegos en el hipódromo de la ciudad. Precisamente, gran parte del legado de este periodo histórico convierte a la Tesalónica actual en la ciudad helena contemporánea con el mayor número de monumentos Patrimonio de la Humanidad declarados por la UNESCO. ¡Más que la mismísima Atenas!

C_4822c

“Torre del Triángulo”, o “Torre de la Cadena”, es el bastión noreste de la fortificación bizantina de Tesalónica en “Ano Poli” (=Ciudad Alta).

Sin embargo, la Edad Media trajo también la oscuridad a la toponimia en un contexto de ruptura consciente con la cultura del pasado pagano por el poder monárquico y religioso, y por las sucesivas incursiones extranjeras durante los doce siglos de agitadísima hegemonía del Imperio Bizantino. Tesalónica fue asediada por los eslavos, ocupada por los árabes, también por los normandos, y vendida a los venecianos… ¡Hasta hubo cruzados! Los ejércitos de la Cuarta Cruzada fundaron el fugaz “Reino de Tesalónica” entre 1204 y 1224, justo después de la caída de Constantinopla. La ciudad fue la capital del mayor de los Estados Cruzados dependientes del Imperio Latino o «Imperium Romaniae» en los territorios bizantinos conquistados temporalmente. Todo esto explicaría la existencia de, por lo menos, trece variantes medievales distintas del nombre de la ciudad según el historiador británico y profesor titular de historia en la Universidad de Columbia de Nueva York, Mark Mazower.

C2_0464b

Parte trasera de la Iglesia bizantina de Santa Sofía de Tesalónica desde el acceso al “templo sagrado de San Juan Pródromos y las Catacumbas”.

A partir de 1430 la Tesalónica bizantina fue sometida definitivamente por la ocupación del Imperio Otomano durante los siguientes 482 años. Primero la llamaron oficialmente “Selānīk”, en turco otomano, y más tarde “Selânik”, en turco moderno. Así la conocieron los judíos expulsados del reino de Castilla, Aragón y Granada por los reyes católicos en el señalado año de 1492 y la llamaron en ladino “Selanik”. Parece ser que la Tesalónica otomana fue la única ciudad europea que acogió a los sefardíes con las puertas abiertas. Rápidamente corrió la voz entre los sefardíes repartidos por toda Europa y la mayoría emigraron otra vez para instalarse en Tesalónica. En el siglo XVI los sefardíes ya sumaban el 68% de los habitantes de la ciudad, y contribuyeron decisivamente a reconvertirla en una metrópolis moderna, comercial y cosmopolita que competía con la mismísima capital del imperio. Por eso, no es de extrañar que aquella Selanik se ganara los apelativos de la “Jerusalén de los Balcanes” o la “República Judía”, aunque esto es otra historia…

C_9844b

La Torre Blanca es uno de los principales monumentos y el símbolo iconográfico más reconocible de Tesalónica. Se construyó en el bastión sudeste de la fortificación bizantina de la ciudad durante la ocupación otomana en el mismo lugar de una torre franca más antigua. Actualmente alberga un museo sobre la historia de la ciudad y sus alrededores configuran uno de los lugares de encuentro preferidos por los tesalonicenses.

C3_3133c

La Torre Blanca con el paseo marítimo de la Avenida de Alejandro Magno a su derecha desde la Avenida de la Victoria al atardecer.

En los siglos siguientes, los habitantes búlgaros de Tesalónica la llamaban “Sólun”, que viene del eslavo Солун, y los burgueses europeos la dieron a conocer en sus países de origen con variantes del nombre turco en sus respectivos idiomas: “Salonicco” en italiano; “Salonica” en inglés; “Salonique” en francés; “Salónica” en catalán y castellano… Todavía hoy se conservan en colecciones públicas y privadas innumerables grabados y postales de la ciudad con estos nombres, y que se distribuyeron como souvenires por cada rincón de Europa entre finales del siglo XIX y principios del XX.

01 1890a

Tarjeta postal de edición francesa con una vista general de la Torre Blanca en 1890 con el puerto de la ciudad detrás. Fuente: http://www.constantinople.org.uk

01 1850a

Tarjeta postal otomana con la Torre Blanca en 1911. En la fotografía se aprecia la muralla perimetral sur todavía sin demoler y la verja colocada con motivo de la visita a Tesalónica del Sultán Mohamed El Resiant V entre los días 25 y 28 de marzo de 1911. Fuente: “Бялата кула в Солун“.

Y por fin, la tradición histórica helena nos cuenta que la ciudad fue liberada de la “Turcocracia” en 1912 y los griegos recuperaron oficialmente su nombre helenístico y fundacional ante la comunidad internacional. Incluso en 1937, por un Real Decreto Griego, el nombre Salonika fue restituido legalmente por Thessaloniki, Tesalónica en el idioma de Cervantes.

C3_3242b

Vista de la céntrica calle peatonal Dimitrios Gounaris a la altura de la Plaza Navarinou.

A pesar de lo que nos enseñan los historiadores, todavía observo que elegir cómo nombrar a la ciudad sigue siendo un auténtico lío para muchos hispanohablantes. Por ejemplo, hoy Grecia vuelve a estar muy de moda en los medios de comunicación de toda Europa por el ascenso histórico de Syriza al Gobierno y por sus negociaciones con el Eurogrupo, el BCE y el FMI sobre la implacable deuda. Tanto es así, que el nombre de la histórica ciudad que nos ocupa también aparece mucho últimamente entre el ruido de la prensa en español cuando se refiere al “Programa de Salónica” con el que Alexis Tsipras ganó las pasadas elecciones generales del 25 de enero del 2015. Este programa se llama así porque se firmó en Tesalónica. Entonces; ¿por qué no llamarlo “Programa de Tesalónica”?

Según el Diccionario panhispánico de dudas, ambas formas en castellano son válidas, así que el usuario decide cuál escoger, aunque Tesalónica, como ya sabemos, es «la más cercana al original griego Thessaloníki». Por otra parte, en la literatura se suele utilizar Tesalónica para referirse a la ciudad histórica, y Salónica para la ciudad de la época romántica y moderna, aunque el gentilicio que corresponde a las dos formas es solo tesalonicense. Por su parte, el Diccionario de la lengua española (22ª edición de 2001, 2012), define tesalonicense y tesalónico, ca (de Tesalónica) como «1. Natural de Tesalónica. 2. Perteneciente o relativo a esta ciudad de Grecia». Por el contrario, no aparece la palabra Salónica por ninguna parte del diccionario, y por eso el corrector automático de los procesadores de texto digitales la subraya como falta ortográfica.

C2_0293b

Tesalonicenses manifestándose pacíficamente en el Movimiento de Indignación ciudadana del 25 de mayo de 2011 en las inmediaciones de la Torre Blanca y frente al teatro “Sociedad de Estudios Macedonios”.

El castellano es una lengua viva y, como tal, el uso del hablante es determinante. También entiendo los imperativos de la economía del lenguaje, no obstante, omitir la primera sílaba de Tesalónica podría contradecir la legitimidad de los propios griegos tan preocupados por su identidad. Además, también podría contribuir a que olvidáramos gran parte importante de la historia de la emblemática capital actual de Macedonia Central. Por consiguiente, y con el constructivo afán de recuperar la memoria y el sentido común con las palabras, permitan ustedes que los habitantes de la novia del Golfo Termaico prefiramos llamarla por su nombre de mujer.

C3_0681a

Panorámica del frente marítimo de Tesalónica y las apacibles aguas del Golfo Termaico al atardecer.

Bibliografía:

– TOURATAOGLOU, I. Macedonia. History – Monuments – Museums. Ekdotike Athenon S.A. Atenas, 2004, páginas 279 – 282.

– MAZOWER, M. Salonica, City Of Ghosts. Christians, Muslims And Jews 1430 – 1950. Harper Perennial, Londres, 2004, capítulo I; Conquest, 1430, páginas 15 – 30.

– OLALLA, P. Historia menor de Grecia. Una mirada humanista sobre la agitada historia de los griegos. Acantilado. Barcelona, 2012, página 149.

– TSIROGLOU, D. Ο Λευκός ΠύργοςSAVVALAS. 2000. ISBN: 960-460-527-5.

El histórico puente de Plaka será reconstruido

Puente Plaka 01a

El pasado domingo, 1 de febrero de 2015, recibimos sobrecogidos la triste noticia sobre el colapso del emblemático puente de Plaka sobre el río Árajzos, que unía las provincias de Arta y Ioannina en la Periferia de Epiro, a causa de las fuertes precipitaciones que desde la mañana del sábado no cesaron de golpear el noroeste de Grecia provocado inundaciones y desbordamientos de ríos. La noticia conmocionó a los griegos, propios y extraños, porque era uno de los puentes de piedra más bellos y conocidos de toda Grecia. Los mismos epirotes lo consideraban la “Acrópolis” de su región. Un auténtico hito para los aficionados al descenso de ríos que ya no arroja sombra sobre las aguas.

Puente Plaka 05a
– Estado del puente después de la catástrofe. Fotos de http://www.tempo24.gr
Puente Plaka 3b
– Dos lugareños inspeccionan el puente derrumbado.

El magnífico puente de Plaka de más de siglo y medio de edad está catalogado en el patrimonio arquitectónico y cultural porque era una obra maestra de la arquitectura popular del Epiro y estaba considerado el mayor puente de piedra de un solo arco de toda la península Balcánica y el tercero de Europa. Su arco medía 40 metros de luz y 21 metros de altura. Al parecer lo intentaron construir dos veces. La primera en 1860 y después en 1863, pero se derrumbó el día de la inauguración. Finalmente, en 1866, los maestros artesanos de la piedra de Tzoumerka dirigidos por Constantinos Bekas consiguieron construirlo y desde entonces sirvió a los habitantes de la zona para cruzar el río en sus desplazamientos y en el transporte de mercancías.

Vista del puente desde la orilla antes del fatídico día de su desplome.
– Vista del puente desde la orilla antes del fatídico día de su desplome.

En el puente también se escribieron algunos capítulos de la historia moderna de Grecia. Cuando entre 1881 y 1912 el río Árajzos se convirtió en la frontera natural entre la Grecia libre y la ocupada por el Imperio Otomano, el puente se usó como paso fronterizo y aduana. Durante la Segunda Guerra Mundial el puente resistió el bombardeo de los alemanes, aunque tuvo que ser reparado por los daños. En él se firmó el 29 de febrero de 1944 el llamado “Acuerdo de Plaka – Myrofilo” entre los distintos grupos de la resistencia griega contra la ocupación de los nazis; la Liga Griega Nacional Republicana (EDES), el Ejército Popular de Liberación Nacional (ELAS), la Liberación Nacional y Social (EKKA), y los dos representantes del Cuartel General Aliado en Oriente Próximo y la Comandancia Militar Helena; el coronel estadounidense T. Wayns y el coronel británico C. M. Woodhouse, poniendo punto final a la Segunda Guerra Mundial en Grecia, aunque fijando el preámbulo de la Guerra Civil.

1_12
–  De izquierda a derecha en primera fila: el coronel estadounidense T. Wayns, el coronel británico C. M. Woodhouse, y los líderes griegos; N. Zervas, M. Miridakis y D. Olympios en Ioannina. Foto de http://www.kolivas.de/archives/180118

Sin embargo, Grecia y el Epiro no han perdido su puente para siempre. El recién nombrado ministro de Infraestructuras, Christos Spirtzis, declaró públicamente esta mañana en una cadena de televisión que “es técnicamente factible la reconstrucción del histórico puente de Plaka” y también mencionó la propuesta de la Universidad Politécnica Nacional (ΕΜΠ) sobre un proyecto gratuito de reconstrucción.

Vista de cómo era el acceso al puente.
– Vista de cómo era el acceso al puente.

El señor Spirtzis, que se encontraba esta mañana en Arta, dijo que funcionarios del Ministerio de Cultura ya se han trasladado hasta el lugar y que encontrarán los materiales del puente en cuanto mejore el tiempo para reutilizarlos en su reconstrucción. Y por último, añadió que desde hoy por la mañana ha comenzado el registro de los daños en las zonas afectadas por el mal tiempo con la ayuda de técnicos del Ministerio de Infraestructuras que se han desplazado hasta allí desde Atenas.

Fuente: http://www.dikaiologitika.gr http://news247.gr

SESKLO, hace 9.000 años

El embrión de las ciudades europeas

Acceso a la acrópolis de Sesklo, 22 de febrero de 2014.
– Acceso a la acrópolis de Sesklo, 22 de febrero de 2014.

La impresionante “protociudad” prehistórica de Sesklo o Sesclo (“Σέσκλο”, en griego) se sitúa en la cima de la colina Kastraki, en los alrededores de la actual villa de Sesklo del Condado de Tesalia, en la Unidad Periférica de Magnesia, y a 12 kilómetros de la importante ciudad portuaria de Volos. Conviene diferenciarlo del otro emplazamiento neolítico de la zona; Dimini, o también llamado Diminio.

Localización de Sesklo en la Unidad Periférica de Magnesia. Plano reelaborado por ARCONS - Services of Architecture, Construction and Design con imagen base de Lencer.
– Localización de Sesklo en la Unidad Periférica de Magnesia. Plano reelaborado por ARCONS – Services of Architecture, Construction and Design con imagen base de Lencer.
Localización y acceso a Sesklo. Mapa realizado por ARCONS - Services of Architecture, Construction and Design.
– Localización y acceso a Sesklo. Mapa realizado por ARCONS – Services of Architecture, Construction and Design.

Sesklo está considerado como uno de los asentamientos neolíticos más importantes, tanto de Grecia como de toda Europa, y es de los mayores de Tesalia. Por eso, este lugar da su nombre a la primera cultura neolítica de Europa, que se extendía por toda Tesalia y gran parte de la Macedonia helena.

Yacimiento arqueológico de Sesklo. Plano realizado por ARCONS - Services of Architecture, Construction and Design.
– Yacimiento arqueológico de Sesklo. Plano realizado por ARCONS – Services of Architecture, Construction and Design.
Plantas generales de las zonas abiertas al visitante: Sesklo A, o "Acrópolis de Sesklo", en la cima de la colina Kastraki  y Sesklo B, en la base occidental de la colina. D. R. Theocharis, Νεολιθικός πολιτισμός. Σύντομη επισκόπηση της νεολιθικής στον ελλαδικό χώρο, Fundación Educativa del Banco Nacional, Atenas 1993, figura 43.
– Plantas generales de las zonas abiertas al visitante: Sesklo A, o “Acrópolis de Sesklo”, en la cima de la colina Kastraki  y Sesklo B, en la base occidental de la colina.
D. R. Theocharis, Νεολιθικός πολιτισμός. Σύντομη επισκόπηση της νεολιθικής στον ελλαδικό χώρο, Fundación Educativa del Banco Nacional, Atenas 1993, figura 43.

Parece ser que fue descubierto a finales del siglo XIX y las primeras excavaciones fueron realizadas por el arqueólogo griego, nacido en Bulgaria, Christos Tsountas entre 1901 y 1902. Más tarde, entre 1962 y 1968, continuaron las excavaciones a cargo del arqueólogo ateniense Dimitris R. Theocharis que las retomó en 1971 hasta 1977, año de su fallecimiento.

Reconstrucción de la Acrópolis de Sesklo del 6º milenio a.C.
– Reconstrucción de la Acrópolis de Sesklo del 6º milenio a.C. por D. R. Theocharis, Νεολιθικός πολιτισμός. Σύντομη επισκόπηση της νεολιθικής στον ελλαδικό χώρο, Fundación Educativa del Banco Nacional, Atenas 1993.
Vista general desde el norte de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Vista general desde el norte de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
"Mesa neolítica", ¿o altar? Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– “Mesa neolítica”, ¿o altar? Sesklo A, 22 de febrero de 2014.

Según los expertos, Sesklo fue habitado por primera vez a mediados del 7º milenio a.C., es decir; ¡hace 9.000 años! Del 7.000 a.C. hasta el 3.200 a.C. Los restos arquitectónicos de este primer periodo son insólitos y consisten en zanjas elípticas excavadas en el suelo con paredes que sobresalen de él hechas con ramas y barro. Los habitantes de esta época vivían de la caza, la recolección y la agricultura. Se han encontrado herramientas óseas, cuchillas de obsidiana y sílex, utensilios de piedra y algunas figurillas hechas con huesos de animales.

Vivienda neolítica de Sesklo A dese el sur con la villa contemporánea al fondo, 22 de febrero de 2014.
– Vivienda neolítica de Sesklo A desde el sur con la villa contemporánea al fondo, 22 de febrero de 2014.
Restos de cerámica monocromada de Sesklo A, 22 de febrero de 2014. (Llama particularmente la atención, la presencia de gran cantidad de este tipo de restos que se encuentran por dondequiera y que reaparecen debido al lavado de la lluvia. Está estrictamente prohibido sustraer cualquier objeto de los yacimientos arqueológicos, por eso hay que dejarlos donde están. Pero en el caso de encontrar piezas de cerámica que peligran de ser pisoteadas por otros visitantes, recomiendo apartarlos del camino y depositarlos en lugar visible y avisar al vigilante).
– Restos de cerámica monocromada de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
(Llama particularmente la atención, la presencia de gran cantidad de este tipo de restos que se encuentran por dondequiera y que reaparecen debido al lavado de la lluvia. Está estrictamente prohibido sustraer cualquier objeto de los yacimientos arqueológicos, por eso hay que dejarlos donde están. Pero en el caso de encontrar piezas de cerámica que peligran de ser pisoteadas por otros visitantes, recomiendo apartarlos del camino y depositarlos en lugar visible y avisar al vigilante).

Después, en el Neolítico inicial (entre el 7º y el 6º milenio a.C.), la arquitectura doméstica evoluciona hacia viviendas construidas con cimientos de piedra, paredes de adobe y suelo de barro compactado. En este periodo también evoluciona considerablemente la cerámica con la aparición de la decoración monocromada y figurillas de arcilla, así como utensilios óseos y de piedra. Todos estos hallazgos demuestran prosperidad en la comunidad y la consolidación definitiva del asentamiento.

Cimientos de piedra de algunas viviendas de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Cimientos de piedra de algunas viviendas de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
Cimientos de piedra de otras viviendas y dos tumbas de la Edad de Bronce en Sesklo B, 22 de febrero de 2014.
– Cimientos de piedra de otras viviendas y dos tumbas de la Edad de Bronce en Sesklo B, 22 de febrero de 2014.

En el Neolítico medio (6º milenio a.C.) Sesklo adquiere una gran extensión en el territorio sin precedentes, muy posiblemente causada por un gran crecimiento demográfico. Este es el periodo con el que se identifica la conocida “cultura de Sesklo” y se caracteriza por la cerámica pintada, la mejora de las técnicas de cocción que logran un asombroso color rojo, por el profuso uso de utensilios de piedra y obsidiana que proceden de la lejana isla cíclada de Milos, y por un urbanismo claramente intencionado.

Mangos de cucharones con forma de falo o piezas de figuras de cerámica incompletas de Sesklo. Exposición "Artefactos neolíticos" del Museo Arqueológico Nacional de Atenas.
– Mangos de cucharones con forma de falo o piezas de figuras de cerámica incompletas de Sesklo. Exposición “Artefactos neolíticos” del Museo Arqueológico Nacional de Atenas.
Recipiente cerámico hallado en Sesklo. Exposición del Neolítico del Museo Arqueológico de Volos.
– Recipiente cerámico hallado en Sesklo. Exposición del Neolítico del Museo Arqueológico de Volos.
Sesklo 06
– Figurrillas femeninas de arcilla halladas en Sesklo y Dimini. Exposición del Neolítico del Museo Arqueológico de Volos.

En la acrópolis de Kastraki, las viviendas son normalmente pequeñas, de entre 20 y 70 m², con estrechos pasajes entre ellas y conformando pequeñas plazas en algunos lugares. Sin embargo, en la base de la colina las viviendas se extienden horizontalmente hacia el oeste compartiendo paredes y espacios comunes. Esta organización urbana es única en Tesalia.

Cimientos de piedra de una vivienda de dos espacios de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Cimientos de piedra de una vivienda de dos espacios de Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
Entrada a la vivienda con el muro del "Mégaro" al fondo, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Entrada a la vivienda con el muro del “Mégaro” al fondo, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
Representación gráfica de la casa 11-12 de Sesklo por M. Korres.
– Representación gráfica de la casa 11-12 de Sesklo por M. Korres.

Todas las viviendas tienen cimientos de piedra que alcanzan un metro de altura aproximadamente, sobrestructura de adobe, vigas de madera y cubierta a dos aguas revestidas de barro con un orificio para la extracción del humo del hogar. Rodeando las viviendas existen grandes muros, de hasta tres metros de ancho y de más de dos metros de alto. Teniendo en cuenta sus dimensiones, el enorme esfuerzo necesario para su construcción y su ubicación estratégica, me sorprendente que el estudio reciente de algunos expertos no los consideren defensivos, sino simples “muros de contención”, aunque no descartan que indiquen cierta protección o aislamiento… Juzgue usted mismo.

Vista desde el sur de la muralla perimetral de la acrópolis, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Vista desde el sur de la muralla perimetral de la acrópolis, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
Vista desde el norte de la muralla perimetral de la acrópolis, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Vista desde el norte de la muralla perimetral de la acrópolis, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.

Esta incipiente urbe fue abandonada durante 500 años un poco antes del final del 6º milenio a.C. por alguna catástrofe, o posible incendio, y es habitada nuevamente en el Neolítico final (entre el 6º y el 5º milenio a.C.), pero esta vez solo en la acrópolis sobre la colina Kastraki. Este es el periodo en el que se data la construcción del “Mégaro”, que significa en griego “gran salón” o “palacio”, y también la aparición de la vecina Dimini a 7 kilómetros hacia el oriente.

Taller de cerámica de Sesklo después de las excavaciones arqueológicas. Foto del Ministerio de Cultura y Deportes de la República Helénica.
– Taller de cerámica de Sesklo después de las excavaciones arqueológicas. Foto del Ministerio de Cultura y Deportes de la República Helénica.
Horno y dependencias del taller de cerámica, Sesklo A. 22 de febrero de 2014.
– Horno y dependencias del taller de cerámica, Sesklo A. 22 de febrero de 2014.
Fogón del taller de cerámica, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.
– Fogón del taller de cerámica, Sesklo A, 22 de febrero de 2014.

Kastraki significa en griego “pequeño castillo”, por consiguiente, no parece descabellado pensar que la presencia de una fortificación de piedra desde tiempos inmemoriales diera el nombre a la colina donde se asientan los restos de una de las poblaciones más antiguas de Grecia y de toda Europa.

entrada

Entrada especial valida para Sesklo y Dimini: Normal: 2 €, Reducida: 1 €.

Administración pública responsable:

13° Fuero de Prehistoria y Antigüedades ClásicasCódigo Postal: 38500, Sesklo, Unidad Periférica de Magnesia. Teléfono: +30 24210 95172 Fax: +30 24210 76496 Email: igepka@culture.gr

Más información:

Página oficial del Ministerio de Cultura y Deportes de la República Helénica (en inglés), “Odysseus”: http://odysseus.culture.gr/h/3/eh351.jsp?obj_id=2500

Más fotos: http://odysseus.culture.gr/h/2/gh2560.jsp?obj_id=5148

Wikipedia (en castellano): http://es.wikipedia.org/wiki/Sesklo

Bibliografía (griego, inglés y castellano):

– Τσούντας, Χρ., Αι προϊστορικαί ακροπόλεις Διμηνίου και Σέσκλου, Αθήνα 1908.

– Θεοχάρης, Δ.Ρ., Νεολιθική Ελλάς, Εθνική Τράπεζα της Ελλάδος, Αθήνα 1973.

– Θεοχάρης, Δ.Ρ., Νεολιθικός Πολιτισμός, Μορφωτικό Ίδρυμα Εθνικής Τραπέζης, Αθήνα1981. – Kotsakis, Κ., “The use of habitational space in Neolithic Sesklo” in La Thessalie A, Lyon 1990.

Oliver Dickinson, La Edad del Bronce Egea, Ediciones Akal, Madrid, 2000.

¿EL ARQUITECTO HA MUERTO?

Un arquitecto canario en Grecia

IMG_8584c
– Detalle de la pérgola de entrada al “Jardín en Málgara”, Tesalónica, 2011. Proyecto y dirección de obra de Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

Últimamente se debate en muchos foros españoles que el arquitecto ha muerto definitivamente por la llamada “crisis del ladrillo” y la actual “crisis económica de la deuda”. Por otra parte, es evidente que la profesión está más viva que nunca para los arquitectos estrella de fama internacional, que excluyo por ser la excepción.

En la Europa de las primeras décadas del siglo XX el arquitecto asumió el liderazgo social, incluso revolucionario y liberador, sobre las nuevas formas de habitar gracias a los avances de la revolución industrial. Paradójicamente uno de los principales ideales de los arquitectos más sobresalientes de aquella época consistía en lograr diseños y sistemas constructivos que garantizaran el derecho a una vivienda digna para todos los ciudadanos, así como, ciudades más saludables y humanas. Pero después de las guerras mundiales el sistema económico que se impuso transformó la edificación en un mercado y la labor del arquitecto se convirtió en accesoria, incluso molesta. Hasta el lenguaje cambió porque lo que algunos arquitectos seguimos llamando edificación, ahora la sociedad actual lo llama “mercado inmobiliario”. El siglo terminó con el dominio absoluto de los empresarios y los bancos sobre la dirección, la gestión y administración de la edificación y el urbanismo. Incluso algunos arquitectos convertidos en promotores contribuyeron en la vorágine del pelotazo inmobiliario. Desde entonces la honorable y respetada profesión de arquitecto de antaño sufre un enorme desprestigio social.

C1_5141b
– Bar restaurante “Psarokokalo” en la playa de Gritsa, Litójoro, al norte de Grecia. Julio del 2009 y junio del 2010. Proyecto y dirección de obra de Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

Allá por los años 90, cuando estudiaba en el infierno de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura en España, la profesión de arquitecto ya tenía cáncer en avanzada fase terminal (con todos mis respetos a los enfermos de cáncer). Algunos de nuestros profesores nos advertían que nuestra generación vería la catástrofe del boom inmobiliario y que tendríamos mucha suerte si conseguíamos abrir nuestro propio estudio para vivir sólo de la arquitectura. En aquella época universitaria ya discutíamos el problema entre nosotros y sin ser plenamente conscientes de las consecuencias. Sin embargo, descubrimos que adquirir los conocimientos para ejercer la profesión de manera tradicional no era suficiente para poder subsistir en nuestra comunidad o en nuestro país. Entonces comprendimos desde nuestra inexperiencia que teníamos que agruparnos y reinventarnos la profesión, si queríamos vivir de nuestro trabajo como arquitectos autónomos en España, aunque todavía no supiéramos cómo hacerlo. También descubrimos que en la arquitectura hay muchos más niveles de categoría profesional de lo que pensábamos y muy distantes entre sí. Al mismo tiempo, identificamos la variopinta tipología del arquitecto; distintos tipos de arquitectos en función de las diferentes maneras de afrontar el ejercicio de la profesión.

Cuando por fin llegó la hora de salir de la universidad, me estrellé de bruces contra la realidad profesional. Efectivamente, hacía mucho tiempo que el arquitecto había dejado de ser el “director de orquesta” en el proceso de la edificación debido a las demandas de nuestra sociedad determinada por los imperativos del mercado inmobiliario. El arquitecto ya ni siquiera era un engranaje necesario en esta gran máquina de producir objetos de mercado. Y por si fuera poco, después de nuestra endémica crisis del ladrillo, llegó el fraude económico de la deuda donde el arquitecto ha sufrido también un gran deterioro laboral. En la actualidad, a parte de la élite de la arquitectura, hay muy pocos arquitectos de las nuevas generaciones que se pueden permitir el lujo de seguir ejerciendo la profesión de manera tradicional con éxito.

C2_6873c
– “Jardín en Málgara”, Tesalónica. Agosto del 2011. Proyecto y dirección de obra de Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

En mi caso, para bien o para mal, no tuve la oportunidad de participar en aquel famoso boom inmobiliario. Ejerzo como arquitecto en Grecia desde finales del 2004 por circunstancias de la vida. Aquí la profesión de arquitecto murió hace muchos años para los menores de 40 años, y también desde el punto de vista social para todos los que todavía pueden mantener activo su estudio. Los ingenieros civiles son los profesionales que dominan el sector de la edificación y el arquitecto está relegado a asumir el papel de decorador o modelador de infografías en 3D. ¡No exagero! Por ejemplo; en este país existe la errónea creencia popular generalizada de que no es necesario contratar a un arquitecto para construir una vivienda. ¡Y eso que es obligatorio por ley la existencia del proyecto arquitectónico, obviamente firmado por un arquitecto! Esta paradoja solo se comprende conociendo una realidad cotidiana totalmente separada de la compleja y volátil legalidad griega.

¿Cómo sobrevivo ante semejante panorama? Desde que vivo y trabajo en la cuna del legendario Alejandro Magno me dedico básicamente a corregir problemas arquitectónicos; sobre todo, funcionales, de habitabilidad, de construcción y estéticos, en edificios ya construidos por otros profesionales no necesariamente arquitectos. Por eso, desde mi experiencia estoy convencido de que todavía hoy los arquitectos somos imprescindibles en la edificación. Y no solo para rehabilitar y reformar los edificios existentes deteriorados. De nosotros mismos; de nuestra indiscutible capacidad de trabajo, especialidad técnica y gran creatividad, depende que encontremos nuestro sitio y nuestra importancia en el mundo laboral. Por lo menos, para que las ciudades y los edificios sean más sostenibles y humanos. En este sentido, conviene recordar constantemente que el arquitecto por formación es tan especialista en las cuestiones técnicas de la construcción como en las humanistas. Cada vez me encuentro a más personas que se sorprenden al comprobar que los arquitectos también sabemos arte, historia, filosofía, sociología, psicología o antropología. Al fin y al cabo, la principal labor del arquitecto consiste en dirigir el proceso de creación del espacio donde vive el ser humano, que se dice pronto…

C2_4833b
– Reforma interior integral y rehabilitación de una vivienda unifamiliar adosada en Plagiari, Tesalónica. Diciembre del 2011. Proyecto y dirección de obra de Óscar Aarón Rodríguez Ruiz.

La profesión tradicional de arquitecto ha muerto para la mayoría de arquitectos que nos enfrentamos cotidianamente a innumerables dificultades. No basta con realizar trabajos burocráticos al servicio del Estado para poder subsistir. Ahora, además de ser profesionales impecables, nos vemos obligados a convertirnos en empresarios de nosotros mismos. Sin embrago, compruebo que la capacidad de trabajo y creatividad del arquitecto sigue viva, pero esta vez destinada a ofrecer y desarrollar proyectos de trabajo diferentes a los tradicionales, muy variados y multidisciplinarios. La profesión de arquitecto se ha diversificado y transformado radicalmente en los últimos 10 años en casi toda Europa. Además, el sector de la edificación también ha cambiado porque, entre otras cosas, cada vez se construye menos, aunque con mayores exigencias de eficiencia energética y de respeto al medio ambiente. Por consiguiente, nos corresponde a las nuevas generaciones reavivar la figura del arquitecto ante la sociedad, promoviendo una arquitectura y un urbanismo sostenibles, tal y como los arquitectos sabemos hacer y aunque tan solo sea por un plato de lentejas.

 —–